Existe la creencia de que la durabilidad de las casas de madera es muy corta. Es posible comprobar, en países donde es muy habitual este tipo de construcciones,